Mindful Practitioner:
El cultivo de Mindfulness en el Profesional

Aunque la mayor cantidad de estudios publicados y modelos desarrollados son de orientación cognitiva, es importante destacar que la integración de Mindfulness a la teoría y práctica clínica no es exclusiva de una orientación teórica en particular, ya que los beneficios que brinda tienen que ver con el cultivo de cualidades primordiales para cualquier tipo de proceso terapéutico exitoso.

Para el terapeuta es un gran desafío poder permanecer atento, plenamente presente y conectado con el paciente, momento a momento. Esta práctica mejora la calidad de la atención, profundizando la presencia y la compasión hacia el paciente en cualquier intervención clínica y marco teórico con el que se trabaje; apuntando a la integración de diferentes disciplinas que enriquecen la mirada y el abordaje terapéutico.
Según Elen Langer:

“...el uso de Mindfulness en la psicoterapia sostiene la perspectiva que busca una visión más amplia en lugar de un tratamiento eterno en la patología del pasado.” E. Langer (1989)

El cambio de paradigma también se apoya en  resultados significativos hallados en investigaciones acerca del proceso terapéutico. Estos estudios indican que lo mas importante no es la orientación teórica del terapeuta per se, sino la calidad del vínculo terapéutico, siendo éste el factor esencial para el éxito terapéutico.

La integración de Mindfulness en el contexto terapéutico permite el desarrollo de una Presencia Compasiva en la práctica clínica, enriquecido y profundizando el vinculo terapéutico y la empatía. Esta integración en la psicoterapia se vincula directamente con los factores comunes en la práctica que subyacen a un tratamiento exitoso, y amplían y enriquecen desde una nueva perspectiva la concepción de sufrimiento y bienestar. Tiene que ver con una actitud del terapeuta, una forma de estar en el encuentro con el paciente. Surge a partir de la práctica personal del terapeuta, desarrollando luego habilidades clínicas para su integración.

Gay y Kathlyn Hendricks dicen:

“La estrategia de sanación más importante es la de Estar Presente. Para todos nosotros, pero mas específicamente para los terapeutas, el brindar a una persona el espacio para sentir lo que sea que esté sintiendo es la técnica de sanación mas importante. Todo lo que hacemos mejora o interfiere con nuestra habilidad de poder estar con lo que está sucediendo en nosotros mismos”. Hendricks G. y Hendricks K.(1993)