flia-04-hilos.jpg

Ser padres y cuidar un niño es una de las situaciones más demandantes y transformadora que una persona pueda experimentar en su vida. Y también puede decirse lo mismo de ser niños. Al estar en familia, sea uno padre o hijo, aparecen constantemente momentos de disfrute, regocijo y conexión y también dificultades, roces y conflicto. Aunque a veces sea trabajo duro, si se atiende y se sostiene con conciencia la tensión sin reaccionar, la misma dificultad abre la posibilidad a cada miembro y a la familia en conjunto de poder cultivar el amor, la compasión, el mutuo entendimiento y crecimiento compartido.

El taller ofrece la oportunidad de descubrir formas de establecer y fomentar vínculos más concientes y significativos. Elaborado a partir de años de experiencia en la enseñanza de Mindfulness y nutriéndose de diferentes modelos de crianza atenta, este taller busca ofrecer a padres, cuidadores y niños la oportunidad de conectar desde una conciencia abierta y compartir experiencias enriquecedoras a través de la práctica de Mindfulness.

El taller tiene una duración de 2.5 horas de duración en las que padres, cuidadores y niños tendrán la oportunidad de compartir un espacio de práctica de Mindfulness, en donde el juego será el vehículo para la exploración, la conexión y el compartir de experiencias. Los padres y los niños aprenderán a través de propuestas de juego a parar, a reconocer sus emociones y su cuerpo y a conectar más plenamente con el estar juntos, aquí y ahora.

Quienes pueden participar

Padres y/o madres con hijos de entre 6 y 10 años de edad.

Importante: este taller está diseñado para adultos con niños. No está abierto a la participación de adultos solos o niños solos.