Programas MBSR

Reducción y Manejo del Estrés

Basado en el Programa del Dr. Jon Kabat-Zinn del Centro Médico de la Universidad de Massachusetts

El Programa de Reducción de Estrés basado en Mindfulness enseña la habilidad de cultivar niveles de atención y compasión más profundos, nos invita a  responsabilizarnos más por el cuidado de nuestra salud  y bienestar, y contribuir a la reducción del estrés físico y mental asociado a estados de desequilibrio, sufrimiento y enfermedad.

Con más de 30 años de investigaciones científicas, el Programa de Reducción de Estrés basado en Mindfulness es una de las intervenciones con mayor efectividad a la hora de reducir el estrés, como así también ansiedad, depresión y diversas condiciones físicas asociadas a estados de estrés crónico.

Mindfulness: La Base del Programa


El Programa MBSR es un programa que consiste en un entrenamiento intensivo en Mindfulness (Atención Plena).
Mindfulness (Atención plena) puede describirse como la capacidad de estar plenamente presente en el aquí y ahora, incluyendo todo aquello que forma parte del momento presente. Esto puede parecer obvio y simple, no obstante para muchos, el prestar atención a la constante actividad de la mente por unos minutos puede brindar una información sorprendente. Si bien asumimos que tenemos control conciente de nuestra mente, la mayoría del tiempo esta va y viene incesantemente entre el pasado y el futuro, rechazando o apegándose a lo que en ese momento le toca vivir. De esta manera es poco el tiempo que la mente esta presente en el aquí y el ahora.

"Queremos enseñar que la meditación no es dejar la mente en blanco, sino aprender a ver  y a vivir con las cosas tal como son". Jon Kabat-Zinn



Estar en el presente y el despertar de nuestras habilidades innatas


Para descubrir nuevamente nuestra capacidad de reducir y manejar el estrés, necesitamos poner en marcha nuestras habilidades innatas y utilizarlas en situaciones que superan nuestros recursos. Para esto se requiere que estemos presentes. Sólo cuando estamos en el presente podemos optimizar nuestra capacidad de:

  1. Recuperar el balance mente-cuerpo, que permite parar, detenerse, observar.
  2. Encontrar espacios de quietud, autorregulación y autocuidado.
  3. Responder y en vez de reaccionar ante la amplia variedad de demandas.
  4. Estar presentes, estar enteramente atentos en el aquí y ahora, enriqueciendo las relaciones, la conexión, la escucha y el aprendizaje a través de nuestra propia experiencia.
  5. Observar nuestros hábitos como generadores del estrés/sufrimiento.
  6. Trabajar sobre los condicionamientos y modos de pensamiento rígidos a través de una atención no reactiva.
  7. Reconocer claramente el estrés/los estresores.
  8. Ser concientes de la interacción mente-cuerpo y su influencia en los procesos de salud/enfermedad.
  9. Reconocer los estilos de comunicación que obstaculizan o abren nuevas vías de dialogo.
  10. Desarrollar  la empatía.
  11. Mejorar la forma en que manejamos las emociones ante situaciones complejas.