Un proceso profundo y centrado en la persona para el desarrollo de habilidades y presencia terapéutica. 


Esta etapa se divide en 3 módulos bien diferenciados en temáticas pero atravesados por el proceso de práctica de la etapa 1. El diseño pedagógico de la fase 2 fomenta la integración del terapeuta en su propia línea teórica y la particular aplicación que hace de ella en el consultorio, junto con su práctica personal y los conocimientos de las corrientes contemplativas tradicionales y las compresiones y usos occidentales de la meditación.

La integración en el espacio clínico de cada terapeuta será única y personal, pues incluye tanto su conocimiento y experiencia clínica como la guía, la supervisión y el aporte teórico de los coordinadores. El trabajo en las clases y entre semana será facilitado en un proceso de co-creación y desarrollo en conjunto del participante, los coordinadores y el grupo.

 

 

Caminando la propia senda

Creando con cada participante un camino de integración único y personal. 

Módulo 1

Presencia terapéutica

 

Ofrecerse al encuentro: 
La introspección puesta al servicio del encuentro terapéutico.

Módulo 2

Diálogo contemplativo

 

El poder de la indagación consciente en la sesión

Módulo 3

Guías de práctica

 

Aplicación explícita de prácticas contemplativas en psicoterapia

La etapa 2 del entrenamiento se sostiene fuertemente en la capacidad de cada participante de reconocer aquello que sostiene su trabajo en el consultorio y aquello que sería necesario para continuar con el camino de integración que inició en la etapa 1.

Al comienzo del curso cada participante creará su propio portfolio de desarrollo. En ese portfolio el participante incluye habilidades, cualidades y procesos que considere necesario desarrollar. A partir del portfolio de cada participante, se creará un sendero grupal común que incluirá los desarrollos particulares de cada portfolio entretejidos con los pilares de la integración de las prácticas contemplativas en psicoterapia. El proceso se planteará entonces como un proceso individual atravesado por el proceso grupal más amplio.

La filosofía de esta etapa considera que, sostenido en el establecimiento de la práctica de la etapa 1, el participante puede confiar en el emerger de su propia sabiduría para ir haciendo una integración de mindfulness y compasión orgánica y con sentido, no solo en su propia línea y orientación, con sus conceptualizaciones y principios técnicos, sino también en la manifestación particular y personal de esa línea cuando emerge a través de su persona en el consultorio.

Con el fin de ampliar y profundizar el proceso, los coordinadores ofrecerán herramientas, conocimiento, acompañamiento y supervisión para enriquecer y ampliar el camino de cada participante. Las clases incluirán presentaciones de casos, intercambio clínico basado en mindfulness, guía de prácticas  y trabajo personal e introspectivo sobre aquello que va emergiendo clase a clase.

 

Objetivos

  • Establecer una práctica clínica que integre las prácticas contemplativas en un nivel de profundidad adecuado a las posibilidades del terapeuta
  • Experimentar y poner en práctica en el consultorio diferentes componentes de las prácticas contemplativas
  • Aprender a presentar y guiar prácticas de mindfulness, compasión y otras prácticas contemplativas
  • Establecer los fundamentos de una psicoterapia basada en mindfulness y compasión

Requisitos

Para la admisión

  • Haber completado la etapa 1 o haber aprobado el Curso Anual entre 2011 y 2016
  • Práctica diaria de mindfulness y compasión por al menos un año
  • Haber participado de un retiro de meditación residencial silencioso de al menos 5 días
  • Genuino interés y entusiasmo por integrar las prácticas contemplativas en la práctica profesional

Durante la cursada

  • Mantener una práctica personal diaria de meditación durante toda la cursada
  • Participar de al menos 80% de las clases
  • No ausentarse por mas de dos (2) clases seguidas
  • Participación comprometida

 

Esquema de cursada

Se cursa de manera continua durante 18 clases, visitando los trés módulos de integración.

Módulo 1: Presencia terapéutica

Este módulo tiene como objetivo principal la investigación de la presencia terapéutica, desde una perspectiva que propone al terapeuta fomentar la introspección acerca de lo que ya sabe (aunque en la mayoría de los casos de manera implicita) acerca de su capacidad de presencia en el encuentro con el paciente. La hipótesis de trabajo de este módulo sostiene que la capacidad de presencia del terapeuta está intimamente relacionada con su capacidad de ser consciente del devenir continuo de la experiencia propia y del paciente. El desarrollo de la presencia terapéutica es el precursor de la relación, el vínculo y la alianza terapéutica, que es uno de los factores sobre los que el terapeuta puede influir para el éxito en psicoterapia. Mediante diversas herramientas pedagógicas y didácticas, cada terapeuta en entrenamiento comenzará a indagar sobre los factores que influyen en el emerger de la presencia terapéutica, formas en los que la presencia puede incrementarse y los efectos que ello puede tener en el paciente. La investigación se desarrollará en 3 niveles: el terapeuta (sí mismo), el paciente y la relación entre ambos. Ese proceso se llevará adelante mediante el uso de aspectos y factores típicos de las prácticas contemplativas aplicados la sesión terapéutica (observación, reconocimiento, aceptación, conciencia sin selección, compasión, etc.).

Módulo 2: Diálogo contemplativo

El diálogo contemplativo es un proceso orientado a la toma de conciencia que no se basa en una metodología específica. A diferencia de la indagación informada que es aquella que surge de esquemas, procesos y compresiones dentro de la línea terapéutica y los principios técnicos de la misma, el diálogo contemplativo surge de una perspectiva fundamental de no saber, un trabajo terapéutico que invita al paciente y al terapeuta al proceso de introspección a través de la indagación. Este tipo de dinámica incluye de manera muy presente el silencio y se investigará los tipos y efectos de silencio y su uso en psicoterapia y una investigación acerca del propio estilo, las funciones y el uso del silencio. La perspectiva del diálogo contemplativo comprende al paciente como un ser completo, es decir, no como un ser roto o malogrado que tiene que lograr la integridad, sino que todo lo necesario para su propia sanación está disponible, muchas veces como dice el pedagogo Parker Palmer, como una integridad oculta. El diálogo contemplativo tiene como propósito es ayudar al paciente a ver lo que siempre estuvo allí. Para ello se desarrollarán prácticas contemplativas y ejercicios para aplicar con los pacientes para desarrollar la autoconsciencia en el encuentro terapéutico y desde ese campo continuar desarrollando la capacidad de nombrar y reflexionar acerca de la experiencia interna.

Módulo 3: Guía de practicas

Basado en el trabajo de los dos módulos anteriores, este módulo introduce y entrena las habilidades necesarias para poder guiar efectivamente prácticas en el campo del consultorio. La guía, tal y como se explora en este paso del entrenamiento está relacionada con la capacidad del terapeuta de otorgar al paciente autonomía, pues la guía de una práctica de meditación en el contexto terapéutico tendrá objetivos específicos, pero siempre se sotendrá desde un principio fundamental de integridad y autonomía del paciente: aquello que el terapeuta guía es solo un sostén para el desarrollo de una capacidad o habilidad específica que ya existe dentro el paciente, es decir, el paciente puede experimentar de forma directa aquello que necesita para su propio proceso, e incluso, el uso de la práctica fuera del espacio terapéutico puede aumentar a autoeficacia del paciente. Durante el desarrollo del módulo se indagará sobre principios y criterios, tiempos y modos de integración, tipos de prácticas, cómo, cuándo, por qué, adaptaciones y espacios de indagación y trabajo luego de la práctica. El módulo es fundamentalmente práctico y los participantes tendrán oportunidad de guiar y recibir feedback por parte de los docentes y de sus compañeros, así como ensayar algunas prácticas en el espacio del consultorio, según sea su grado de confianza y se adapte a los objetivos terapéuticos del momento.

Continúa tu camino a partir de 2020

La participación a esta etapa estará abierta a quienes hayan finalizado la fase 1 o hayan cursado el Curso Anual de Mindfulness y Psicoterapia entre 2011 y 2016.

Las admisiones se abrirán en 2020.